Ardha Navasana

ARDHA NAVASANA

Ardha se traduce como la mitad. Nava significa nave, barco. Esta postura asemeja la forma de una barca.

Sentados en el suelo con las piernas estiradas y rectas hacia delante, coloque las palmas de las manos en el suelo a la altura de las caderas, con los dedos de las manos dirigidos  hacia los pies, estiramos los brazos y mantenemos la espalda erguida. Esta postura se llama DANDASANA (Danda significa bastón). Desde ese punto de partida, exhalamos, inclinamos ligeramente el tronco hacia atrás  colocando las manos entrelazadas detrás de la cabeza (por encima de la nuca) simultáneamente levantamos las piernas, manteniéndolas rígidas como una vara, con las rodillas tensas y el empeine estirado. El equilibrio ha de obtenerse sobre las nalgas. Se nota la sujeción de los músculos abdominales y de la parte baja de la espalda. Mantenemos las piernas en un ángulo aproximado a 30 ó35 grados respecto al suelo y la cabeza en línea con los pies.

Ardha NavasanaNo retenga la respiración mientras ejecuta esta asana aunque exista siempre la tendencia a realizarla con retención de la respiración tras la inspiración. Si se retiene la respiración, el efecto se producirá sobre los músculos abdominales y no sobre los órganos internos. Una inspiración profunda en esta asana haría perder el control de los músculos abdominales y a fin de mantener este control, inspiramos, expiramos y retenemos la respiración y así sucesivamente repetimos este proceso sin respirar profundamente. De esta forma se ejercitan no solamente los músculos abdominales  sino también los órganos internos.

Los efectos principalmente en esta asana son sobre el hígado, la vesícula biliar y el bazo.

Al principio la espalda es demasiado débil para soportar el esfuerzo de esta postura. Tan pronto aparece la fuerza para mantenerse en ella, se tiene clara indicación de que la espalda incrementa su fortalecimiento. Esta asana proporciona vida y vigor a la espalda.