calzone2

Calzone de verduras

Se acerca la época de los caldos calientes, cremas de verduras y también los dulces. Pues para ir combinando y tener un menú variado en casa os hacemos una propuesta muy socorrida. Un Calzone, otra delicia de la cocina italiana, una variante entre la Pizza y la Focaccia. Al igual que la pizza admite rellenarla de los ingredientes que más nos gusten. En esta ocasión me he inclinado por tomates, cebolla, pimiento rojo, espárragos, aceitunas, mozzarella fresca y especias. calzone2

Vamos con los detalles en primer lugar para hacer la masa:

  • 220g de agua mineral
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 20g de levadura fresca prensada
  • 200g de harina de fuerza
  • 200g de harina integral
  • 30g de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal

Poner el agua, el azúcar y la levadura en un recipiente y mezclar bien. Añadir la harina, el aceite, y la sal y amasar durante unos minutos para que todos los ingredientes se distribuyan. Coloca la masa en un recipiente ligeramente engrasado, dar forma de bola, cubrir con papel film y dejar reposar durante 2 horas aprox.

Pasado este tiempo fraccionamos la masa en 4 trozos iguales, amasamos y le damos forma de bola. Colocamos cada pedazo de la masa en una superficie espolvoreada de harina. Con el rodillo estiramos hasta formar un circulo de masa fino. calzone1

Para el relleno en esta ocasión he puesto:

Una vez que tenemos hecha la salsa de tomate, poner en la plancha los espárragos mantener unos 4 ó 5 minutos, después trocear (1cm aprox.) y mezclar con la salsa de tomate enriquecida, trocear las aceitunas negras y la mozzarella y añadir al relleno. Repartir el relleno a partes iguales en los 4 trozos de masa, dejando libres 2 cm del borde. Una vez que hemos puesto el relleno en la masa cascar un huevo sobre el relleno. Pincela el borde con agua y dobla el disco de la masa sobre el relleno. Sella los bordes con un tenedor o con los dedos para que queden bien cerrados. Así con las 4 masas restantes.

Por último poner en la bandeja del horno cubierta con papel de hornear. Mantener en el horno de 20 a 25 minutos a una temperatura de 200 grados.

Como requisito para este plato es que hay que prepararlo con tiempo para que la masa esté en su punto, lo positivo es que si tenemos invitados nos va a permitir estar libres de la cocina y poder disfrutar con ellos, además de sorprenderlos con el delicioso sabor.