padmasana

PADMASANA ( LOTO)

Destructor de todas las dolencias, según el Gheranda  Samhita, y que previene contra todas las enfermedades, según el Shiva Samhita. Está considerada una postura esencial y sumamente importante para llevar a cabo las técnicas de introspección y auto realización. Es especial para unificar prana con apana y permite una estabilidad tal que incluso en trance logra el yogui mantenerse en ella. Esta es una postura utilizada por todos los yoguis , cualquiera sea su modalidad de yoga  en la que se adiestran. Es todo un símbolo del yoga y son muchas las estatuas e imágenes religiosas en la India que adoptan esta postura. Es la preferida por todos los practicantes adelantados y cuando uno ha logrado realizarla con cierta perfección comprende que hay pocas posturas que puedan igualársele.

Padma significa loto, siendo esta, la postura del  LOTO. Esta flor es considerada sagrada en la India y posee un hermoso simbolismo. Recordemos que en sus raíces se originan en el fango (materia) ya que esta planta permanece en el agua, aunque sus flores se proyectan hacia arriba (espíritu). Es upadmasanana planta pura; sus raíces quedan ocultas  (materia sometida) y sus flores se muestran en todo su esplendor (espíritu realzado). A medida que se va perfeccionando, padmasana se va convirtiendo en la postura más cómoda y estable que uno pueda imaginarse.

Sentados en el suelo con las piernas juntas y estiradas, flexionamos la pierna izquierda y colocamos el pie izquierdo sobre el muslo derecho, quedando la planta del pie hacia arriba, a continuación la pierna derecha se coloca sobre el muslo izquierdo, superponiendo una pierna sobre la otra. La columna vertebral y la cabeza permanecen totalmente erguidas y las manos descansan sobre las rodillas. Ambas rodillas deben estar en contacto con el suelo.

La concentración en el entrecejo. Serenidad, control respiratorio, relajación.

Dota de gran elasticidad a las articulaciones de las piernas, fortalece y tonifica las regiones sacra y pélvica con el plexo coxígeo estimulando la chacra muladara y actuando sobre las gónadas. Aumenta los jugos gástricos, combate el reuma y la artritis, mantiene el equilibrio perfecto de flema, bilis, aire y los diversos elementos.  Combate las fluctuaciones mentales y serena la mente, facilita la introversión.