Archivo de la etiqueta: sanación

PADHASTASANA

Padahastasana

La Padahastasana es una postura cuyo significado es:

Pada: pie.

Hasta: mano.

Asana: postura.

Todas las palabras anteriores dan el nombre en español de Postura de las Manos a los Pies. Este nombre es la traducción literal, pero a veces se da un nuevo nombre: la Cigüeña.

Abre las piernas dejando un espacio de separación de 15-20 cm. Ve expulsando el aire poco a poco al tiempo que doblas el cuerpo bajando el torso, siempre con la espalda recta. La cabeza también tiene que estar recta. No dobles las rodillas.PADHASTASANA

En Sanación y Paz realizamos esta asana situando las manos sobre las rodillas (como primer paso) para ayudar a que no se doblen las rodillas ( principiantes) desplazamos el peso del cuerpo de los talones a la mitad del pie para articular desde las cadera en flexión y poco a poco ganar flexibilidad hasta llegar con las manos al suelo. De esta asana existen muchas variantes. Iyengar realizando la Padahastasana  le daba gran importancia, ya que es una de las 57 Posturas de Yoga  y le da una dificultad de 6

Zarangollo

Zarangollo

ZarangolloEsta propuesta culinaria es especial para la temporada primavera-verano. El plato de hoy, Zarangollo, se puede tomar frío o caliente, recién hecho o después de reposar. Nos ofrece un sabor suave de cualquier forma y lo más importante un gran aporte a nuestro organismo de vitamina C. Es un antioxidante soluble en agua, que se puede disolver en los líquidos corporales y protege las células contra los radicales libres. El calabacín está compuesto de un 95% de agua. Este alimento no tiene ningún contenido calórico y si una muy buena cantidad de minerales y oligoelementos, además de fósforo, potasio, magnesio y calcio.

Ahora estamos en la temporada de Calabacín, los podemos encontrar a muy buen precio. Os detallo los ingredientes:

  • 2 calabacines medianos
  • 1 cebolla,
  • 1 patata grande
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Primero troceamos la cebolla para sofreír, cortada muy pequeña y con un poco de aceite de oliva la pochamos. Lavar, pelar y trocear en dados pequeños, más o menos todos del mismo tamaño, el calabacín y la patata. Tanto para la patata como para el calabacín me gusta utilizar el pelador, pues gran parte de las vitaminas la verdura las lleva en la piel y justo debajo de ella. Cuando la cebolla está transparente añadimos el calabacín y la patata, salar y mantener a fuego suave, lo movemos suavemente hasta que se han hecho los ingredientes, unos 15 minutos aprox. Pasado este tiempo batimos el huevo y lo añadimos, removiendo mientras se cuaja. Revisamos de sal y listo para comer.